El divorcio, todo lo que tienes que saber

Cuándo divorciarse

Dar el paso de divorciarse no es un paso fácil. Significa el final de un plan de futuro, como es casarse y crear una familia. Pero, si damos este paso, es que estamos seguros de esta opción. Igual de seguros que cuando decidimos casarnos. La principal causa de esto es la falta de amor y de comprensión, entre los miembros de la pareja.

El mejor momento para divorciarse es antes de perder el respeto mutuo, entre las dos personas. La realidad es que una pareja no suele pasar mucho tiempo juntos, a causa de sus distintas ocupaciones y sus trabajos, y suele ser durante las vacaciones, cuando las dos personas están más tiempo juntos, cuando hay muchos más roces; y, por tanto, aumentan los problemas entre las dos personas.

Es cierto que, al iniciarse el año, muchas parejas deciden hacer planes de cambio o negociar nuevas condiciones en la pareja, para poder mejorar la convivencia en la pareja. En algunas parejas, se discuten por verdaderas tonterías, mientras que, en otros casos, conviven en silencio, como dos extraños. Algunas de las causas de estos problemas es la falta de comunicación, entre los conjugues, de compresión, la no expresión de los sentimientos; y, todo esto, puede llevar a una posible infidelidad.

Por esa razón, si dos miembros deciden no luchar por mejorar la situación, lo mejor es divorciarse, por el bien de las dos personas, y por los posibles hijos de la misma.

 

Evitar un divorcio conflictivo

Un divorcio siempre es una situación difícil, sobre todo, si hay niños por medio. Para los miembros de la pareja, esto significa perder una relación, romper unos sueños, los amigos… también, se verán afectadas la vida familiar, la actividad del día a día y el trabajo. En muchas ocasiones, los miembros sufren lo que se conoce como caos emocional.

Y, por supuesto, a los hijos les pasa lo mismo. Pero, los padres tienen la herramienta en la mano para poder luchar contra esta situación y poder hacer frente a este hecho. Los más pequeños se encuentran muy limitados, ante la situación en la que viven. Uno de los sentimientos que más surgen es el de la culpa, que es una dura situación que provoca desgaste en la persona y que no logran actuar, de la forma más adecuada.

Así, si somos capaces de entender a los niños, vamos a ser capaces de ayudarles. Dentro de las consecuencias, las hay muy negativas, que pueden ser temporales/ pasajeras o permanentes. Algunos de los factores que más influirán en que un divorcio sea conflictivo serán: los caracteres de cada uno de los padres; el carácter del niño, la estabilidad emocional de cada uno de los niños, a lo largo del matrimonio de los padres; el tiempo y la clase de relación que tuvieron en común el niño y el padre con el que no convive; la relación de los padres, tanto durante los trámites de divorcio, como después.

Y, evitar los cambios en la vida del niño, en el momento que tiene lugar el divorcio-cambio de escuela o casa, pasar menos tiempo con las personas que realmente quiere., cambio de las actividades diarias

 

Consecuencias del divorcio

Un divorcio siempre es doloroso y va afectar a distintas áreas de la vida de los cónyuges, que dan el paso de divorciarse: familiar, personal, económico, social… Puede significar el final de una historia de amor, de la formación de una familia, o un nuevo inicio. Lo primero, es saber y reconocer como te está afectando el hecho del divorcio.

No importa quién lo pida y porque da este paso. Incluso, para las personas que han sido víctimas de violencia física o emocional, es un proceso duro. Pero, si el matrimonio pasaba un buen momento y era estable, es todavía más difícil, ya que familiares y amigos se lo suelen tomar con incredulidad; y, por tanto, no suelen ser el mejor apoyo. A nivel personal, suele afectar a la autoestima, ya que la persona se puede sentir rechazada o que ha fracasado en la vida.

En ese momento, piensa que es una persona incompetente, tonta, o nula… Incluso, otras personas consideran que la otra persona es la culpa de todo, o, ellos mismos, de lo que ha tenido lugar. Reconocer la identidad personal y empezar de cero, ya que durante años una persona ha asimilado un determinado rol, dentro de una “familia unida”.

Al perder dicho rol, hay que empezar desde cero. Tendremos una nueva forma de ver la vida, el mundo y el futuro, que se caracteriza por pensar de una manera negativa, extrema, rígida o depresiva… A nivel emocional, las personas suelen sentir tristeza o depresión; sentimos rabia hacia la otra persona; culpa, confusión, ganas de vengarnos.

 

Costes económicos

¿El divorcio express es gratis?

Sí, ante la decisión de divorciarnos, podemos optar por el divorcio express , de forma completamente gratuita. Se puede solicitar en cualquier Colegio de Abogados o en los juzgados. Si el divorcio va a ser de mutuo acuerdo, también, se puede solicitar en los juzgados de Paz. Lo puede solicitar tanto los hombres como las mujeres.

La asistencia gratuita se ofrece a aquellas personas que no pueden pagarlo. Así, se permite, por ejemplo, que una mujer que no trabaja, por que realiza las tareas de la casa, y que no puede hacer frente a los gastos del divorcio, pueda romper su matrimonio.

También, hay entidades que se encargar de asesorar y ayudar en estos casos. Con el divorcio express, que existe en España desde el año 2005, los cónyuges pueden tener disuelta su unión en unos pocos meses, tras haber iniciado los trámites de divorcio. Si no hay hijos nacidos de la unión, ni pensión compensatoria, ni reparto de bienes gananciales, podremos lograr dicha disolución en un período de mes y medio o dos meses, ya que hay que tener en cuenta el volumen de trabajo del juzgado, que se ocupará de nuestro caso.

Incluso, si el juzgado tiene la capacidad de poder llevar a cabo juicios rápidos, podremos llegar a un acuerdo de mutuo acuerdo, en tan sólo 10- 15 días. Como vemos el divorcio express es una buena opción para las parejas que tienen muy claro que quieren terminar con su relación, y no quieren perder el tiempo. El divorcio express gratis es una realidad.

 

Los beneficios del divorcio internacional

Cada vez hay más personas que han decidido apostar por el divorcio internacional. Así,los matrimonios que se encuentran en países distintos y deciden romper su vínculo, a causa de diferencias irreconciliables.

Si optan por el divorcio internacional puedes lograr el divorcio desde España mucho antes, y con menos problemas que si decidimos un divorcio ordinario, o sea, litigioso. Por tanto, el divorcio internacional es muy recomendable si tú y tu pareja vivís en países distintos y deseáis poner fin a vuestro matrimonio y uno de los miembros vive dentro de las fronteras de España.

El divorcio internacional es la clave para lograr finalizar el papel y que cada uno de los cónyuges pueda seguir con sus vidas. Así, para lograr la extinción del matrimonio bajo las normas de Derecho Internacional, en nuestro país -sobre todo se dan muchas facilidades en países como Santo Domingo o La Habana; es cierto que, en España, no es tan rápido como allí; pero, también, es factible y no vamos a tener que esperar mucho tiempo-.

Con el divorcio internacional, no se hace necesario que la pareja esté presente en la tramitación, sólo hace falta una declaración firmada, en la que le da el consentimiento al divorcio. Mientras tanto, en España, por lo menos, uno de los miembros debe estar residiendo en el país. Si no estás seguro del lugar donde se encuentra tu pareja puedes seguir con el divorcio, siempre que te basen en su declaración y tengan unos poderes conferidos, a favor de los abogados. En nuestros tiempos, es una buena opción.