La Infidelidad

Constatar que nuestra pareja nos ha sido infiel es una experiencia dolorosa y muy difícil de superar, tanto que la infidelidad es una de las causas más comunes de ruptura de la misma.

Lo habitual es culpar a la persona que la cometió, pero la infidelidad no ocurre por casualidad, es la consecuencia de una crisis de pareja, a la que se llegó por una serie de carencias.

En los inicios de una relación, el enamoramiento hace que idealicemos al otro, pero transcurrido un tiempo, la cruda realidad se instala y nos señala los puntos negativos, los objetivos no cumplidos, las expectativas frustradas y nos damos cuenta que esta pareja no es capaz de colmarnos.

El infiel busca en otra persona lo que no encuentra en su pareja y no siempre se trata de necesidades sexuales, también pueden ser emocionales o intelectuales.

Una causa común de la infidelidad es que uno o ambos integrantes de la pareja está demasiado ocupado, centrado en sus temas personales y no dedican el tiempo necesario para alimentar la relación y cumplir los objetivos comunes. En estos casos, el que se siente “abandonado” puede recurrir a un tercero que le preste la atención que su pareja no le brinda.

Puede darse el caso contrario, que la pareja sea posesiva y controladora y la infidelidad sea una forma de sentirse libres, manteniendo una relación extramatrimonial en secreto, como forma de reafirmar su independencia.

Por último y no menos importante, la infidelidad se puede producir cuando las relaciones de alcoba no son demasiado estimulantes, cuando el compañero no satisface por completo todas las necesidades sexuales. Si existen sentimientos profundos de amor, no quieren romper con la pareja y consideran lícito buscar en otra parte sexo mas satisfactorio.

Una reacción madura es sentarse a dialogar, pero no todos tienen la capacidad y la disposición para hacerlo y optan por buscar en otros lo que no tienen en casa.

Antes de llegar a una situación de infidelidad deberíamos intentar solucionar las diferencias y buscar los mecanismos para que ambos se sientan satisfechos en todas las áreas de su vida.