Juegos para mejorar el sexo en la pareja

Las parejas que llevan mucho tiempo juntas pueden notar que su libido decae, que la rutina los arrastra al desgano, incluso sienten que hacer el amor debería estar incluido como un item más del listado de obligaciones diarias o semanales.

Buscando mecanismos para reactivar el placer del sexo, podemos recurrir a los juegos eróticos, para tener una vida sexual imaginativa y descubrir nuevas sensaciones. Los juegos les darán la ocasión de vivir momentos de complicidad y la oportunidad de aventurarse en la exploración del propio cuerpo y el del otro para redescubrirlo.

La variedad de productos en el mercado para compartir en pareja es amplia. Hace mucho que quedó atrás el concepto del Sexshop como algo sórdido, escondido en callejones poco transitados de la ciudad. Un juego que os podéis plantear es visitar uno, como primer paso para dejar de lado inhibiciones. Si no se atreven, siempre existe la posibilidad de navegar juntos por la red, investigar  y comprar online.

Algunos son clásicos, como el strip poker y otros juegos de mesa en versión erótica, pero también se pueden escenificar fantasías, utilizar disfraces y uniformes de diferentes profesiones, tanto para él: bombero, policía o capitán de marina, como para ella: secretaria, odalisca o geisha.

Podemos ser más osados y plantearnos la posibilidad de jugar a dominar o ser dominado. El grado de dominación se debe establecer previamente, no tiene porqué tratarse de látex y azotes, también se pueden utilizar unas esposas de fantasía, vendar los ojos y dejarse acariciar. La imposibilidad de ver o tocar agudizará el resto de sentidos y obligará a que expresen verbalmente las sensaciones que la pareja les provoca.

Otros divertimentos que podéis incorporar es lanzar los dados del amor, un par de dados que en lugar de números, en sus caras tienen estampado acciones y lugares. La combinación de ambos determinará lo que debemos hacer: lamer las orejas, morder los pies, besar el cuello, por ejemplo. También los hay que tienen las posturas sexuales habituales y los sitios donde debe desarrollarse la acción, dentro o fuera de casa: la cocina, el baño, el coche…

La pareja puede crear sus propios juegos, escribiendo en papeles actividades y colocándolos en una caja: una especie de verdad o consecuencia. En tiendas de artículos eróticos las venden, algunas con forma de corazón, contienen diferentes prendas o desafíos prácticos, diseñadas con el objetivo de que la pareja se comunique y exprese fantasías ocultas.

Antes de iniciar, es importante crear el ambiente adecuado para disfrutar del momento, que las normas estén claras y que ambos integrantes de la pareja estén comprometidos a seguir el guion y no ir más allá de lo previsto.