Atracción Sexual Genética o Incesto

Antes de nada hay que diferenciar a la GSA del incesto, que en su definición mas básica es relación sexual entre parientes entre los que está prohibido el matrimonio.

Para comprenderlo mejor nos debemos remitir a los conceptos de endogamia y exogamia.

La endogamia alude a la canalización de impulsos sexuales de la persona teniendo como escenario la propia familia, es decir, este concepto alude a la dificultad en canalizar los impulsos sexuales orientándolos hacia la conformación de la pareja;

Y la exogamia, es todo lo opuesto, el individuo canaliza los impulsos eróticos al constituir relaciones familiares a partir de la conformación de la pareja.

El paso de la endogamia hacia la exogamia se realiza mediante la constitución y el reconocimiento social de la pareja, en un marco de respeto, apoyo y desarrollo económico social mutuo. Los miembros de la familia no entienden que no es dentro de la familia nuclear, extensa o política, con quienes podrá satisfacer estos deseos.

La atracción sexual genética (GSA), es un término que describe el fenómeno de intensa fascinación o atracción sexual entre parientes cercanos (de la misma sangre), como hermanos y primos segundos o un padre y sus hijos,  que no han tenido contacto durante la niñez y que se encuentran por primera vez en edad adulta .

Es un fenómeno relativamente usual en situaciones puntuales: es relativamente frecuente entre los adoptados que rastrean a sus progenitores o hermanos; madres que se reencuentran con sus hijos, hermanos separados desde pequeños. La aparición de un nuevo vínculo tan intenso,  y cercanía puede desembocar en una atracción sexual muy intensa, describiendo algunos esa sensación como de haber encontrado o conocido a su alma gemela.

La psicología intenta explicar este fenómeno: Señalando que nos reconocemos más fácilmente con personas que comparten rasgos , tanto en el comportamiento como en lo físico: por tanto estamos predispuestos a sentirnos atraídos por lo parecido.